Pensó Ciegamente Que Su Novio Era Honesto. Pero Cuando Descubrió Todas Las Mentiras... ¡No Lo Podía Creer!

Es momento de ahondar en un tema serio.

En este punto estoy segura que en algún momento has sorprendido a tu hombre contradiciendo versiones acerca de cualquier hecho, sea algo cotidiano o sumamente serio.

Se trata de esos momentos en los cuales ellos MIENTEN.

mentiroso

Y lo peor es que estas mentiras, sean del calibre que sean, nos producen una desazón tan grande que no sabemos si hacernos las tontas y omitir dicho episodio, o estallar en furia.

O peor aún, una simple mentira puede desembocar en la más absoluta desconfianza. Derrepente, caes en la cuenta que no estás segura si él es un hombre sincero o un total hipócrita.

O peor aún, quizá sospechas que él te ha mentido infinidad de veces pero no tienes pruebas concretas, pero dentro de ti el bichito de la desconfianza crece y crece hasta inundarte toda.

Sea cual sea la situación por la que atraviesas, la razón de ser de estas líneas es mostrarte la verdad cruda y madura acerca de los hombres y la mentira.

Ten por seguro que lo que vas a leer a continuación resultará por demás desagradable y habrán momentos en los cuales no querrás continuar leyendo lo que tengo para compartir contigo.

Ésta es la historia de Diana Gonzalez, otra miembro de Rogando A Tus Pies que sufría terriblemente por las mentiras de su novio.

Diana estaba locamente enamoraa de él, Gerardo.

Sentía que le tenía una confianza enorme. En su momento, pensó que podría poner las manos al fuego por él antes de creer que él la engañaba.

Luego estar juntos por algunos meses, notó un patrón recurrente en él: Le decía mentiras “blancas” o “inofensivas” con el fin de salvaguardar la relación.

A veces, cuando iban a salir de fiesta un fin de semana juntos.. ella le preguntaba: “¿Cómo me veo mi amor? ¿Te gusta el vestido que llevo puesto?”.

A lo que él le respondía: “Si si.. está muy bonito” - sin siquiera mirarla... mientras seguía distraído jugando Play Station.

Ella sabía que ni la había visto y que solo daba esa respuesta para complacerla.

Y este tipo de “mentiritas blancas” también se repetían una y otra vez en distintos aspectos de su vida.

Sin embargo, luego OCURRIÓ ALGO GRAVE:

Esas pequeñas e insignificantes mentiras, comenzaron a caer en otra categoría más seria... llegaron a un nivel donde la desconfianza y la inquietud aquejaban terriblemente a Diana:

Un día, Gerardo se olvidó su smartphone Samsung Galaxy S5 en la casa de Diana, así que ella decidió “darle una mirada de casualidad” como quien no quiere la cosa...

Y fué allí donde descubrió cosas que la dejaron estupefacta.

Estas fueron algunas:

  • Gerardo mantenía largas conversaciones cariñosas con su Ex-novia vía Whatsapp... a pesar de que él en su momento le dijo a Diana que ya no tenía ningún contacto con ella.
  • Gerardo iba por lo menos dos noches cada semana a nightclubs para ver strippers con sus amigos, cuando por otro lado, le decía a Diana que se quedaba trabajando hasta tarde porque su jefe lo obligaba.
  • También descubrió conversaciones con algunos de sus amigos en las cuales pactaban para consumir cocaína antes de ir a los nightclubs que frecuentaban.
  • Otro descubrimiento fué que tenía una deuda en tarjetas de crédito por USD 15,000. Esto a pesar de que le dijo a Diana que no tenía ninguna deuda.
  • También solia mantener *conversaciones cariñosas* de manera privada con chicas que conocía en Facebook. Él mismo las contactaba y luego les proponía reunirse con ellas.

cheating

Luego de esos descubrimientos, Diana estaba FURIOSA y a la vez decepcionada.

Así que como cualquier mujer que se encuentra en ese estado, cometió el error #1 que se suele realizar:

Fué al encuentro de Gerardo con gritos, insultos, amenazas y diatribas, reaccionando impulsivamente y sin control alguno.

Luego de eso, la confianza que Diana sentía hacia él se detrioró. Ya no era lo mismo.

Como es de suponer, terminaron la relación que tenían.

Luego, comenzó a salir con Luis. Y notó que también decía muchas mentiras.

Luego siguió Augusto. Y ocurrió lo mismo.

Así que optó tomar una decisión drástica:

Haría las cosas de manera DIFERENTE a como lo había estado haciendo antes.

Se prometió a sí misma que no cometería los mismos errores una y otra vez quedandose en un espiral sin salida.

Una vez que Diana se hizo miembro de Rogando A Tus Pies, aprendió cosas como...

  • Leer el lenguaje no verbal de su hombre, de tal modo que pudiese identificar casi instantáneamente si le estaban mintiendo.
  • Cómo reaccionar ante las mentiras... y por qué a veces si es conveniente que te mienta.
  • Cómo crear entornos amables para la sinceridad y vivir una relación plena.

 

Entre varias otras cosas...

Y esto, literalmente, transformó su vida.

Terminó quedandose con Augusto y solucionaron sus problemas.

Ahora lleva tres años con él y, según nos comunica Diana, jamás se había sentido tan unida a alguien.

Si el problema de las mentiras también ha sido un problema en tu vida, te invitamos a unirte a Rogando A Tus Pies para que descubras paso a paso todo lo que necesitas hacer para lograr una relación transformada.

Un abrazo.

Tu amiga:

Valentina Martelli.

Leave a Reply

Your email address will not be published.